8 de diciembre de 2013

4

Tarta Guiness (Layer Cake)


¡¡Hooola!! Hoy vuelvo por aquí, ¡¡con una tarta hecha de cerveza negra!! Es apta para todo el público, tranquilos que si se lo dais a vuestros hijos no se van a emborrachar ni nada por el estilo (o no deberían jajaj).

Esta tarta la preparé para una celebración que nada tenía que ver conmigo (para un curso de iniciación de Reiki exactamente), así que apenas pude catarla!!
Probé la crema y el bizcocho por separados y estaban riquísimos (el bizcocho muy jugoso), a parte mi madre me comentó que quienes comieron la tarta estaban encantados, así que mejor que mejor!

Y como os decía, el bizcocho está muy jugoso, tanto que es MUY FRÁGIL. Sí, se me rompió la plancha del medio (de hecho se ve en la foto...) y casi se me rompen las otras dos. Así que con mucho cuidado y mucha paciencia!!

Y por cierto, que sepáis que el día 12 de diciembre hago mi cumpleblog, así que no sé... A lo mejor hay alguna sorpresita...

•Para los bizcochos
260g de harina
330g de azúcar blanco
200g de mantequilla ablandada
250mL de cerveza Guiness
50g de cacao en polvo sin azúcar
90 mL buttermilk (90ml de leche + 1 cucharadita de vinagre)
2 huevos XL
3 cucharaditas de levadura

•Para la crema (buttercream)
280g de mantequilla ablandada
300g de azúcar glass
170g de queso crema
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de leche

Empezamos como siempre, con el bizcocho, así que batimos la mantequilla junto con el azúcar (con una espátula es más fácil). Una vez esté bien integrado, echamos los 2 huevos uno a uno. Continuamos batiendo y empezamos a echar los líquidos como la cerveza Guiness (si nunca habéis comprado una lata de guiness, tranquilos, tiene una bolita dentro de la lata para que cree espuma, así que no os asutéis. Yo empecé a temer que fuese un hielo o incluso pensé que sería un animal congelado (yo siempre poniéndome en lo peor xD)) y el buttermilk (o los 90mL de leche + la cucharadita de vinagre)
Tamizamos la harina junto con la levadura y el cacao en polvo, y lo añadimos a la mezcla anterior. Lo mezclamos y repartimos esta mezcla en 3 moldes de 18 cm (o 1 molde de 18cm muy alto).
Lo llevamos al horno previamente calentado a 180ºC por 30-35 minutos.

Preparamos la crema (buttercream), por lo que como siempre, batimos la mantequilla ablandada con la batidora por 3 minutos aproximadamente. Luego añadimos el azúcar glass tamizado junto con la leche, y batimos por 3 minutos más. Por último, incorporamos el queso crema junto con la esencia de vainilla y terminamos batiendo 2 minutos aproximadamente. Os recuerdo que debe quedar como la textura de una pasta de dientes.

Terminamos montando la tarta. Una vez nuestras 3 plantas de bizcocho estén bien frías y niveladas (para que estén las 3 a más o menos la misma altura), cogemos una de ellas, la cubrimos con crema, cogemos la otra, la cubrimos con crema, cogemos la tercera y última, y la cubrimos con abundante crema (si queréis podéis cubrir los laterales también con la crema, pero esta tarta suele ser así, como veis en las fotos).

¡Que aproveche!

4 comentarios:

  1. me encanta la tarta guinnes!!! siempre que la hago es todo un éxito porque es super jugosa. la tuya tiene una pinta exquisita. enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Yo era la primera vez que la preparaba, pero ha quedado riquísima y como dices, súper jugosita ^^

      Un saludo!!

      Eliminar
  2. que rica nunca la e preparado pero se muy buena bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es ponerse! Anímate que te va a gustaar ;)

      Eliminar